Realizamos inspecciones previas mediante Georadar y Radiotección.

El georadar, es un método geofísico no destructivo que permite localizar todo tipo de utilidades enterradas, como tuberías, cables, grietas, cavidades o huecos, humedad, agua, vestigios arqueológicos. Este busca anomalías en el subsuelo, emitiendo un pulso radioeléctricos y escuchando su rebote; puede ser una discontinuidad en la tierra, cavidades o reflejos de utilidades como tuberías, cables, o cualquier otro objeto enterrado.

Es ampliamente utilizado previo a cualquier obra de excavación, permitiendo conocer la trayectoria de:

  • Tuberías de agua enterradas
  • Cables eléctricos o conductos en el subsuelo
  • Fibra óptica de comunicaciones enterradas
  • Drenajes y líneas pluviales bajo la superficie

De esta manera, se evita el daño parcial o total de cualquier servicio existente, evitando perjudicar su correcto funcionamiento.